Esculturas personalizadas, ¿cómo sería la tuya?

Cuando se trata de regalar y sorprender, siempre se busca la originalidad. Ese punto de inflexión entre lo novedoso y algo con lo que dar de lleno en la diana. ¿Habías pensado en esculturas personalizadas? Una escultura permite transmitir de manera visual y material todo cuanto queremos.

Si hablamos de entrega de premios, lo primero que se busca es una escultura única que sea capaz de transmitir la esencia del evento o la marca que lo otorga. Por otro lado, si hablamos de regalos individuales a empleados o directivos, buscamos distinción, algo puro que refleje la filosofía de la compañía y el buen hacer del equipo.

Sea como fuere, disponer de una escultura personalizada, es disponer de algo único en el mundo. En ADN Esculturas somos especialistas en realizar piezas únicas, auténticas Obras de Arte numeradas, junto con su certificado de autenticidad. Pero vayamos por parte, y al principio del proceso.

¿Cómo sería tu escultura personalizada?

En ADN escultura, llevamos a cabo un minucioso proceso de creación donde no dejamos nada a la improvisación. Todo lo que de lugar a la Obra de Arte está mimado desde el primer instante en que se empieza a concebir la idea.

Nuestro proceso de creación se divide, principalmente, en dos fases:

  • Fase de ideación: mediante reuniones personales, plasmamos la primera idea de la escultura personalizada a fin de conseguir transmitir toda la esencia de la empresa y también donde ambos equipos estén de acuerdo con el resultado. Una vez decidida la escultura, de entre las diferentes posibilidades, se elige al artista encargado de hacer realidad la Obra de Arte, así como de los materiales.
  • Fase de creación: aquí es donde el artista da forma real a todo lo acordado en las reuniones personales y las conclusiones que ahí se tomaron. La primera pieza se construye con un material moldeable como la escayola a fin de pulir las imperfecciones que pudieran surgir. Una vez obtenido el visto bueno por parte de ambas partes en este proceso, se pasa a la creación individual y artesanal de todas las piezas solicitadas. Cada pieza es entregada en una caja maciza de madera de alisa

En nuestro catálogo se puede observar todos los trabajos realizados hasta la fecha de hoy y ver cómo, las esculturas personalizadas, encajan perfectamente con casi cualquier evento empresarial.

Esculturas personalizadas listas para regalar

La medida o la superficie total que ocupa la pieza son algunos de los detalles que se tienen en cuenta a la hora de hacer un regalo. En ADN escultura apostamos por objetos de gran valor y significado, pero de pequeñas dimensiones: 17 centímetros de alto por 14 de ancho.

Cuando queremos realizar un regalo, inconscientemente nos hacemos la pregunta de ¿a quién vamos a regalar? Y en base a la respuesta, elegimos las diferentes opciones. Una escultura personalizada es un regalo perfecto para hacerle saber a esa persona cuánto valor tiene para nosotros.

Se busca el símil entre la Obra de Arte y la persona que la recibe. Ambas son únicas y llenas de significado. Ser capaces de comunicar con una Obra de Arte y dar la importancia que se merece a quien reciba esa escultura única e irrepetible. Esto convierte a la escultura, en un regalo original y en un acierto seguro.

Desde ADN, nos proponemos marcar un antes y un después en las entregas de premios. Por ello, si quieres hacer alguna pregunta, estamos a tu entera disposición.