¿Qué transmite tu empresa? Te ayudamos a plasmarlo en una escultura personalizada

Sabemos que todo aquello que nos rodea transmite sensaciones y está en nosotros descifrar su significado. Desde ADN escultura, queremos facilitar esa tarea y mostrar todo lo que representa tu empresa en forma de escultura personalizada ,una forma original de crear un símbolo que encierre toda la naturaleza de la compañía.

Podemos ayudarte a crear tu propia escultura personalizada con la que mostrarle al mundo la esencia de tu empresa. Si te interesa, te guiamos en el proceso de creación y te mostramos la importancia de esta Obra de Arte.

Elementos y diseños que combinan en una Obra de Arte

El arte de la escultura viene de la antigua Grecia. Allí los escultores moldeaban sus piezas en materiales básicos como el barro, la madera o la piedra, y poco a poco, se fueron abriendo nuevos caminos hasta el mármol. El propio escultor de cada Obra de Arte iba mezclando diferentes materiales para crear su pieza única, tal y como hacemos en ADN escultura.

Al igual que sucedía en Grecia, nosotros plasmamos la belleza real y toda la fuerza, las razones, la personalidad y la energía para conseguir exteriorizar la esencia de la empresa en una escultura personalizada única y llena de significado.

Así pues, ¿qué transmite tu empresa? Si has llegado hasta aquí, es porque alguna vez te has hecho esa pregunta y hoy vamos a ayudarte a darle respuesta.

La inspiración, el ingenio y la magia de los artistas no tiene límites. Desde el principio de los tiempos, pasando por los diferentes periodos que ha vivido la escultura como arte, hasta nuestros días, el escultor ha querido siempre transformar una idea en una Obra de Arte.

Los artistas son capaces de encerrar, en una escultura, todo el carácter que representa la escena en la que se basan. Lejos de parecer sencillo, nos fascina aún más todo lo que ese símbolo puede llegar a contar sin palabras.

Los secretos de las esculturas personalizadas

Hablar o pensar en esculturas, no debe ser nunca sinónimo de grandes y voluminosas piezas, sino todo lo contrario. Para trabajar con los materiales, para hacer arte y para crear Obras de Arte, no es necesario que las piezas sean de gran tamaño.

En ADN escultura apostamos por piezas pequeñas, no más de 17 centímetros de alto por 14 de ancho.
Creamos esculturas personalizadas para decorar un despacho, o cualquier tipo de estancia. Conseguimos forjar en una pieza todo lo que transmite su empresa.

Esto no sucede de la nada, sino que lleva un proceso de creación en el que se precisa colaboración de ambas partes. En ADN escultura dividimos dicho proceso en dos partes:

  • Parte creativa:  nos empapamos de la filosofía de la marca, de sus ritmos, del carácter de quienes trabajan por ella, los motivos por el que apuestan por una escultura de mesa personalizada, etc.
  • Parte de desarrollo: tras dar luz verde al diseño, empezamos la cadena para fabricar todas las piezas solicitadas. El proceso es completamente artesanal, una a una van tomando forma y vida.

El tiempo estimado para culminar las Obras de Arte y entregarlas al cliente, suele ser de tres meses. Un procedimiento exhaustivo y minucioso, donde ambas partes trabajan juntas y convergen en un resultado exquisito.

Las esculturas personalizadas están llenas de significado y están realizadas con esmero, por ello son una opción perfecta como regalo de empresa. En nuestra web puede ver los diversos trabajos realizados hasta la fecha de hoy.

Si tienes cualquier duda, estamos encantados de ayudarte.